EL CASO DE PRADO NUEVO ENTRA EN UN BERENJENAL JUDICIAL

La capilla "provisional" en Prado Nuevo  Foto: Acción Plural
Hace más de dos años una plataforma de asociaciones escurialenses, liderados por Escorial Láico, puso un recurso contencioso administrativo contra la decisión del Ayuntamiento de El Escorial de conceder una licencia para la capilla "provisional" de los Virginianos en Prado Nuevo, en suelo protegido de gran valor ecológico (más información).
Ahora el Juez ha dictado un sorprendente auto, de fecha 18 de Noviembre de 2014, por el que accede a lo solicitado por la Asociación de Seglares, y acuerda suspender el curso del procedimiento civil hasta que recaiga resolución definitiva en el Orden Penal (de otra demanda de la Asociación de Víctimas de las Supuestas Apariciones del Escorial).
La plataforma de asociaciones ya ha recurrido esta decisión porque, de acuerdo con la jurisprudencia existente, el contencioso planteado por la plataforma no tiene nada que ver con la denuncia penal llevada a cabo por  la Asociación de víctimas, porque ambas causas van por caminos distintos, perfectamente diferenciados. La clave es que el Ayuntamiento ha actuado conjuntamente con los virginianos porque, si bien los solicitantes de la licencia no son responsables de su concesión, lo es la Junta de Gobierno.
¿Por qué lo han solicitado entonces los virginianos y se ha adherido el ayuntamiento a esa petición? Porque ganan tiempo y retrasan el contencioso y, si finalmente se consigue que el magistrado de lo contencioso dicte sentencia, la plataforma tendrá en contra que la primera intención del juez fue no hacerlo y será la instancia superior quien le obligue