EL USO DE LA CAPILLA DE PRADO NUEVO FUE ILEGAL Y SIN GARANTÍAS DE SEGURIDAD DURANTE MESES


Un acto público en la "capilla provisional" sin licencia de primera ocupación
El día 4 de Enero de 2013, el Ayuntamiento de El Escorial concedió una Licencia Urbanística de Primera Ocupación, para la "capilla provisional" de la Asociación de Seglares Reparadoras Amor, Unión y Paz en la finca de Prado Nuevo. Sin embargo, durante seis meses la capilla estuvo funcionado, con la afluencia de miles de personas, sin licencia de ocupación y sin las pertinentes garantías de seguridad.

La concesión en Junio de 2012 de la Licencia Provisional para la construcción de la capilla ha sido recurrida en Contencioso-Administrativo, aún hoy en su curso legal y procesal normal, por siete entidades institucionales, ciudadanas y políticas locales (incluyendo Entorno Escorial). Sin embargo la capilla ha estado en uso desde su construcción en julio y miles de personas han participado en los actos públicos organizados por la Asociación de Seglares como se ve en la foto arriba.

Entorno Escorial no entiende como un gran edificio público puede haber sido utilizado durante seis meses sin una licencia de primera ocupación, que garantiza que una edificación cumpla las mínimas "condiciones técnicas e higiénico-sanitarias." ¿Durante este periodo quién garantizó la seguridad de los visitantes a la capilla? 
Para más inri, entre los visitantes a la nueva edificación sin licencia de ocupación estuvo el mismo Sr. Vicente Rubio, el regidor de El Escorial. En agosto del 2012, en su calidad de Alcalde, el Señor Vicente participó en el sepelio en honor y recuerdo de Doña Amparo Cuevas.
Un alcalde tiene la obligación de cumplir la ley y hacerla cumplir. Sin embargo, en el caso del Sr. Vicente tenemos una persona que ignora la ley cuando le conviene; primero otorga una licencia provisional claramente anómala por muchos motivos y después permite el uso masivo e ilegal de una edificación pública sin licencia de ocupación. Finalmente, esta actuación es claramente discriminatoria para la gran mayoría de los escurialenses que, para construir un edificio menor o incluso para hacer reformas en sus casas, tienen que presentar un proyecto técnico, esperar su aprobación, realizar las obras y finalmente esperar la licencia de primer uso antes de utilizarlo, además de pagar las tasas en cada etapa del proceso.

Más información sobre este asunto: